FAME

Los fármacos modificadores de la enfermedad (FAME) no conforman una familia farmacológica específica, sino que se agrupan bajo este término por 2 razones:

1. Su uso en pacientes con enfermedades mediadas inmunológicamente como la artritis psoriásica, artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, las espondiloartritis, el síndrome de Sjögren, la esclerodermia etc.

2. Su capacidad de reducir la dosis acumulada a largo plazo de glucocorticoides (prednisona). Son fármacos ahorradores de corticoides.

De hecho, los FAMEs tienen mecanismos de acción muy diferentes e incluso algunos de ellos no son completamente conocidos.

Estos medicamentos tienen por finalidad normalizar las funciones del sistema inmune que se ven alteradas en las enfermedades antes señaladas por medio de mecanismos de inmunomodulación que se ejercen sobre los procesos efectores del sistema inmune. Cada FAME tiene una estrategia de administración distinta, protocolos de seguimiento e indicaciones particulares. Por esa razón su prescripción y cualquier modificación sobre su posología son prerrogativas del reumatólogo.