Antinflamatorios

Se les puede considerar un tipo de analgésicos que ejercen su función al combatir los procesos inflamatorios. Deben ser administrados bajo prescripción médica, aunque algunos de ellos se pueden adquirir en las farmacias sin receta. Su indicación habitual es la de dar solución a los dolores producidos por procesos inflamatorios, por lo que son de uso relativamente frecuente en afecciones reumáticas.

Los antinflamatorios son un grupo farmacéutico muy grande que incluye distintas familias con mecanismos de acción similares. Si bien su uso es muy extendido y se trata de uno de los grupos farmacéuticos más antiguos, conviene prestar atención a las recomendaciones de administración realizadas por el médico, dado que no están exentos de efectos adversos potenciales.