Nombre: Patxi Uriz

Enfermedad: Artritis psoriásica

Acción Psoriasosis

 

Nací en Navarra hace 51 años. Me considero una persona curiosa, insaciable por conocer mundo y con un ardiente deseo de compartirlo con los demás. Mi lema es: “Nunca dejes de explorar”. Por eso me hice fotógrafo.

La artritis psoriásica es mi caprichosa compañera desde veinte años. No hay que olvidarse de ella ni tampoco despreocuparse. Gracias a los tratamientos biológicos y a una alimentación saludable puedo hacer una vida completamente normal.

Ni siquiera en el caso de tuviera que hacer fotos de modelos que tienen la piel perfecta cambiaría mi modo de ver la realidad. Llevo muchos años con psoriasis, la tengo muy asumida y ya no me afecta. La artritis en cambio, si tengo un brote fuerte que me impide hacer deporte, como correr, me fastidia. Pero hay que ser optimista y pensar que pronto podrás correr. Cuando tengo un brote fuerte, suelo hacer bicicleta. Los estiramientos de yoga también ayudan mucho a estar en forma.

En la actualidad, tener que depender de un tratamiento te ayuda a relativizar más el trabajo. La elección de una alimentación sana y las plantas medicinales me han ayudado a abandonar, por el momento, el tratamiento biológico. Esto ha sido un gran alivio. Entonces los viajes los preparo con una buena planificación para hacer el trabajo en el menor tiempo posible. Respecto al tratamiento biológico, como requiere estar refrigerado, es muy complicado llevarlo. Para hidratar la psoriasis siempre suelo llevar crema de tepezcohuite. Pero como he dicho anteriormente, trato de no estar fuera más de tres semanas, aunque sea en países remotos.

Las vacaciones son una oportunidad para mejorar la psoriasis. Por una parte, te puedes relajar y sabes que esto te beneficia en la patología vayas donde vayas. Por otra parte, recomiendo los baños de sol y mar. Suelo ir a las playas nudistas, no escondo mi psoriasis. Al principio me daba corte, pero si piensas en que te va bien, el qué dirán te importa menos.

Finalmente, me gustaría resaltar que pertenecer a una asociación de pacientes (como en mi caso es Acción Psoriasis) es un canal de gran ayuda. El relacionarte con personas que padecen la misma patología ayuda mucho a no esconder la enfermedad y superarla. El intercambiar impresiones también cura. He aprendido no hay que obsesionarse con la psoriasis, pero tampoco despreocuparse.

Sus fotografías son parte ya de la Historia.

http://www.patxiuriz.com

*Nota: extracto/adaptación de la entrevista publicada en la Revista Psoriasi nº83. Edición Otoño 2015.

Artículos relacionados